INTERNACIONAL

El derecho penal internacional y los delitos internacionales.

Por Freddy Angel Castro

Recientemente el presidente del El Salvador Nayib Bukele, ordenó a las fuerzas militares usar armamento letal contra las pandillas de su país, en condición de encarcelados, precisamente dentro del estado de Emergencia.  -En el marco de la desgracia que representa el Covid-19.- Esta orden compromete su responsabilidad penal internacional. Porque el estado de Emergencia tiene unos límites que los gobernantes no pueden exceder dentro del marco de sus competencias, y más si constituyen una grave amenaza a la vida humana.

El derecho penal internacional, tienen un importante aporte, así nos lo explique el profesor R. Axtmann se refiriere a la historia del Tribunal Penal Internacional (TPI), hoy Corte Penal Internacional (CPI) de la siguiente forma: Empieza en 1872, cuando Gustavo Moynier, de la Cruz Roja de Ginebra, propuso constituir un tribunal internacional tras las violaciones de la ley en la guerra franco-prusiana. Al fin de la Primera Guerra Mundial, el tratado de Versalles incluyó la constitución de un tribunal integrado por los Estados aliados. Más adelante, la Liga de Naciones debatió un estatuto al objeto de crear un tribunal penal internacional, aunque finalmente ningún Estado se mostró dispuesto a firmar su constitución.[1]

Los delitos de genocidio, crimen de agresión, crímenes de guerra, lesa patria y humanidad, constituyen el pilar de la codificación internacional penal y de la responsabilidad penal internacional, pero sus antecedentes se remontan a tribunales especializados Ah Hoc y resoluciones de la organización de las Naciones Unidas. Para algunos, el Consejo de Seguridad desborda su propia competencia jurídica al establecer estos tribunales penales internacionales.

Hoy el carácter de las normas subjetivas ha sido objetivando por la comunidad internacional al plasmarlo en un tratado internacional como el estatuto que crea la Corte Internacional Penal. La norma Jus Congens, que representa uno de los principios del Derecho Internacional Público, se ha constituido en imperativo en materia de derechos humanos. Esta tendencia crece en un mundo transnacional, en que los Estados y los pueblos están llamados más al uso de la razón que al uso de la fuerza.

Es necesario proteger a la humanidad ante la comisión de esos delitos. Es necesario que el principio de la Imprescriptibilidad de los crímenes de guerras, los crímenes de lesa humanidad no sean violados por gobernantes dentro de la situación actual, nadie puede extralimitar sus competencias.

El estatuto de la CPI dice que la Corte tendrá competencia, de conformidad con el presente Estatuto, respecto de los siguientes crímenes: a) El crimen de genocidio, b) Los crímenes de lesa humanidad, c) Los crímenes de guerra y d) El crimen de agresión. La Corte ejercerá competencia respecto del crimen de agresión una vez que se apruebe una disposición de conformidad con los artículos 121 y 123 en que se defina el crimen y se enuncien las condiciones en las cuales lo hará. Esa disposición será compatible con las disposiciones pertinentes de la Carta de las Naciones Unidas. [2]

El genocidio es deliberado y metódico, es decir, es el exterminio de grupos raciales y nacionales de la población civil de ciertos territorios ocupados, con el fin de aniquilar determinadas naciones y partes de naciones y pueblos, grupos raciales y religiosos; por ejemplo, judíos, polacos y gitanos.

El joven presidente que ha tenido éxito en la lucha del Covid-19, debe tener cuidado, porque precisamente esta pandemia, nos dice lo globalizado que estamos. No cruce la línea de Pizarro y comprometa su responsabilidad penal internacional, usted ni nadie será siempre presidente. Lo que será permanente es el principio la imprescriptibilidad de los crímenes de genocidios o Lesa Patria. Igual para los militares la obediencia debida tiene un límite dentro del derecho penal internacional.

[1]R. AXTMANN, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Aberdeen (Reino Unido). Traducción: J.M. Puig de la Bellacasa La Vanguardia. – 26/05/2005.

[2] Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, aprobado en la Conferencia Diplomática de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una corte penal internacional de Roma de 1998 documento general, a/conf.183/ 9, 17 de julio de 1998 original: árabe, español, francés, inglés, ruso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba